Componiendo música para «To say goodbye»

Este mes trabajo en la creación de música para la película documental «To say goodbye» del director Matt Richards. Reproduzco aquí información que sobre la misma ha redactado su productora Izaskun Arandia-Richards:

Decir Adiós es una película original, emocional y dramática que presenta la reveladora historia de los casi 4.000 niños vascos evacuados desde el puerto de Santurtzi a Inglaterra en 1937.

Originalmente la evacuación fue planeada solo para tres meses en tierras extranjeras. Acercándonos al 75. aniversario de su salida, algunos todavía viven en tierras lejanas.

Con una presentacion mundial Southampton en mayo del 2012, este largometraje único es una colaboración entre el Reino Unido, España y Euskadi.

Visual-21Presenta la última oportunidad para aquellos que vivieron aquel dramático evento la plataforma ideal para hacernos recordar un periodo en la historia que nunca debió ser olvidada.

SINOPSIS

En esta película se cuenta la historia de la evacuación de niños del País Vasco en mayo de 1937, tras el brutal bombardeo de Gernika.

La historia la cuentan aquellos que la vivieron; hombres y mujeres que hoy en día tienen entre 80 y 90 años pero que pueden recordar gráficamente el trauma de decir adiós a sus padres hace 75 años.

Con un enfoque innovador, esta película combina animación espectacular con sinceras grabaciones de audio en primera persona de aquellos que vivieron estos sucesos extraordinarios y el legado desgarrador que ha supuesto en sus vidas.

Escrito y dirigido en el genero documental, esta película utiliza las memorias de ‘niños de Gernika’ para pintar un retrato de una vida pacífica en el País Vasco antes de la Guerra Civil, el comienzo aterrador de la guerra y las experiencias de la guerra, y, por supuesto, su evacuación y consiguiente vida en Gran Bretaña.

De los 4.000 niños vascos que fueron evacuados a Inglaterra, casi todos habían vuelto al País Vasco antes del final de la Guerra Civil, pero unos 250 no fueron reclamados. Estos niños tuvieron que pasar el resto de sus vidas en Gran Bretaña y algunos nunca volvieron a ver a sus familias.

Los personajes reales en esta película son algunos de estos 250 niños. Esta es su historia.

Comentar