Sucedido positivo del día (y epílogo): 21 octubre 2015 – 0.- Con cero y sincero.

PRIMER SUCEDIDOComencé con el compromiso conmigo mismo hace un año hoy, fue un 21 de octubre. Junto a estas líneas la reproducción de lo escrito y publicado aquel día. He aquí, lo estás leyendo, el sucedido número 366 y el que supone el primer y último cumpleaños de esta sencilla historia. Habéis sido 41 personas los suscriptores, aquellos que habéis decidido recibir un correo electrónico cada día justo en el instante en que yo daba a la tecla “enter” lanzando mi pequeña historia, reflexión, alegría, ventura o desventura. Y me consta que otros tantos, unas 50 personas más, visitabais también cada día el sucedido diario.

Hace diez días comencé una cuenta atrás bastante explícita aunque no explicitada. Titulé el sucedido “¿Mujer diez?”,  y desde él me comprometí conmigo mismo a ir iniciando el descenso numérico intentando vincular la cifra correspondiente a lo narrado cada día (“Cuando un nueve es un fracaso”, “El chino que hoy estaba de ocho”, “Latigazo en siete”, etcétera…).

Ha sido, sin más, un juego de despedida como un juego, en realidad, ha sido escribir los otros 356. Ha sido un ejercicio, un reto, una excusa para mirar distinto y más atento lo que me rodea, una oportunidad de expresar, el regalo de compartir en ocasiones respuestas, acotaciones y comentarios de muchos colores de quienes los habéis leído. Ha sido mover el alma y hurgar con el dedo en zonas que me provocaban en ocasiones cosquilla y risa y, en otras,  escozor y punzada (qué duros los días en que hube de omitir el calificativo de “positivo” en el encabezamiento). Ha sido, en todo caso, un ejercicio de expansión y libertad, la libertad que ejercí al comenzarlos y la que ejerzo hoy al despedirme del compromiso diario.

El blog sigue abierto, faltaría más, vivito y coleando, seguiré escribiendo, quiero seguir haciéndolo y lo haré. Renuncio, eso sí, al compromiso de que la cita sea diaria y al título que los sustentaba y encabezaba; a partir de ahora quizá aborde un día un sucedido positivo, qué duda cabe, pero tendré y me tomaré la libertad de abordar y abarcar más temas, géneros, formatos y modos de expresar. Llevo un montón de mediocres dentro a los que debo cuidar y dar salida: tengo cierto alma de periodista, cierta vocación de poeta, algún impulso de contacuentos o escritor de relatos cortos, veleidades de fotógrafo de situaciones evocadoras u objetos sugerentes, alguna traza de opinador político y social, ciertas hechuras de apasionado del enseñar… Todos ellos estarán de ahora en adelante en el blog haciéndolo suyo, turnándose de la manera más civilizada posible, ofreciendo un cajón de sastre, un baúl de los recuerdos y una merienda de blancos, negros y grises.

Gracias, de corazón, a los que habéis estado ahí y a los que decidáis seguir estando. Tan solo recordar y recordarme una cosa. No escribí ni escribiré para que se celebren mis textos (pobre de mí, plumilla aficionado aunque apasionado) sino para celebrar, con vosotros, el regalo de la vida concretada en el prodigio de la comunicación. Las cuestas arriba y las cuestas abajo se recorren mejor cuando no sólo “ves un punto” sino que compartes “puntos de vista”. Dicho de otra manera: no niego que me guste que me hayáis leído o me leáis, lo que no he necesitado y espero no necesitar nunca es que os guste cómo lo he hecho o que hayáis estado de acuerdo con mis sentires y pareceres.

Aprovecho para comentar que desde hoy leeré yo mismo mis propios sucedidos en su orden correspondiente y cada día el de la fecha exacta, hace un año, en que se publicaron. Será un aprendizaje percibir como en muchas ocasiones ni me gusta como lo hice ni comparto a día de hoy ciertos sentires y pareceres que tuve y expresé en el pasado. Es un segundo reto, la mirada sobre uno mismo y el disfrute de la diferencia y la diversidad de la cantidad de “uno mismos” que tiene uno mismo.

Este sucedido se encabeza, a causa de la citada cuenta atrás, con cero pero, os puedo asegurar, es, desde lo hondo y con enorme sonrisa, absolutamente sincero. Nos seguimos viendo, leyendo, hablando y respirando. Hasta pronto, quizá mañana mismo, no lo sé, o quizá dentro de tres días, o siete. El corazón sigue latiendo aunque me vaya a permitir disfrutar de una elegida arritmia. Sinceramente mío,  Iñaki.

——————————————————————

9 comentarios

  1. Fermin Pinzolas B.

    Me identifico mucho con tu camino y tu proceder, desde la empatía y sin afán de emulación, desde aquí. Te entiendo muy bien y, aunque no tenga la menor importancia mi aprobación, te la doy sin reservas porque te veo queriendo ser siempre mejor. Seguiré lo que envíes con el mismo interés que me han reportado tus escritos diarios desde que los he seguido. Has tenido apuntes muy buenos.

  2. Aintzane

    Gustagarria izan da zure idatziak irakurtzea, ez ditut denak irakurri baina suertatu zaizkidan guziak gustora irakurri ditut. Sinesten den batzutan disziplina hori kunplitzea ez duzula gustukoa izan, ez beti beti. Baina egunero lortu duzu! Zorionak!
    eta beti arte …

    Muxutxue

    Aintzane

  3. juan Suso

    Muchas gracias Iñaki por tu trabajo y tesón, tu sinceridad, humor, humildad, calidez y calidad.
    Ha sido un placer disfrutar de tus acaecidos, siempre positivos.
    Abrazo grande.

  4. KIKE OCHOA

    Hay pena penita pena, pena…,(aqui irían una notas musicales que no puedo incluir)..por la situación de desamparo en el que nos dejas con tu generosa dosis “diaria”.
    Esto es una declaración de amor y fidelidad que he mantenido con tus 365 “regalos” que he disfrutado por la cara.
    Bien es cierto que nunca te he enviado ningún comentario,( error que cometo con frecuencia) pero se debe al pudor de no estar a la altura de tus “regalos”. Pero desde aquí y ahora declaro que he comentado tu blog con mucha frecuencia y con mucha gente.
    En esta tu nueva métrica de entregas, que ya anuncias habrá calderónes y fugas según te broten,estaré alerta para pillarlas al vuelo..
    Gracias “maestro” por tu generosidad, y aprovecho para enviarte un Besabrazo enorme.
    Kike Ochoa

  5. SILVIA

    Mil gracias Iñaki por tu sinceridad, alegría, positivismo y lo que me he podido reir!!! un gran placer seguirte leyendo…un abrazo enorme

  6. Jesús

    Gracias Iñaki,
    Para mí ha sido un placer y una aventura redescubrirte.
    O descubrirte, después de tanto años.
    Un fuerte abrazo lleno de cariño, como no podía ser de otra forma

  7. coro

    ¡¡Zorionak por el reto cumplido!! Ha estado genial como reto y experimento pero he de reconocer que a mí también me apetece leerte cada unos cuantos días que es lo que venía haciendo!! No porque seas un pesado ni nada parecido sino porque para mí, como lectora, también era un reto “tener pendiente” de leer el sucedido de Iñaki..joe! qué presión!!
    Ahora más relax!! Estupendo!! Besos.

  8. XabiZ

    Bejoandeizula Iñaki! Ez naiz irakurle leialen zerrendakoa, baina propaganda handia egn dizut konpromiso hau deskubritu nuenetik. Esker onez, bsrkada handi bat. Eta ez ayo

  9. jaione

    Horrelakoak behar ditugu bizitzan, zu bezalakoa. Artista goitik behera, mundua pozten duena, bizitza kolorez eta doinuz margotzen duena.
    Eskerrik asko eta muxu bat .

Comentar