Sucedido positivo del día: 19 octubre 2015 – 2.- Para morirse (dos veces, eso sí)

PINOCCIOYa me sucedió a mitad de agosto. Leí en una red social que había fallecido un cantautor español al que había perdido la pista pero que fue alguien importante y referencial en los años 70. Recordé que me lo habían presentado en una ocasión, y recordé qué amigo común lo hizo. Así que envié un mensaje a este amigo dándole el pésame y recordándole ciertos detalles de aquel grato encuentro a tres bandas. Nada más enviarle mis palabras tuve un presentimiento: pude corroborarlo de inmediato. Este hombre no acababa de fallecer,  una sencilla búsqueda en internet me informó de que ese deceso había sucedido hacía ya unos nueve años. Mensaje inmediato a mi amigo pidiéndole disculpas por el patinazo (gran persona, y comprensiva, así que por suerte no le dio la menor importancia y, además, lo comprendió).

Esta mañana varias personas en esa misma red social se hacían eco del fallecimiento de un importante miembro de una famosa familia de payasos españoles. Me ha dado mucha pena ya que esos payasos fueron los de mi infancia. Y de nuevo la extraña sensación de “déjà vu”.  De nuevo la pertinente consulta y de nuevo la confirmación de la falsedad de la noticia, por ya sucedida. Este buen hombre nos dejó hace unos tres años.

Hay que tomárselo con cierto humor. Hasta ahora pensábamos que sólo podíamos “volver a nacer” tras superar algún episodio que puso nuestra vida en riesgo; ahora las redes sociales ponen a nuestro alcance volver a morir, morir un par de veces, por si alguien no se había enterado. Ah, y a los tiempos que vivimos les siguen llamando la “era de la información”. Para quedarse muerto. Parece menterio. Uy, perdón, parece mentira. 

——————————————————————————————————

Comentar