Blog

Sucedido positivo del día: 3 octubre 2015 – Al loro

LORETOPEANMi trabajo docente se desarrolla hace unos años en un palacio que se asienta entre dos playas donostiarras, la de Ondarreta y la de la Concha.  Al punto de unión entre ambas los lugareños le llamamos, de toda la vida, el Pico del Loro. Pues bien, hace un par de días una buena amiga me contaba algo que delata lo inadecuado de la denominación y explica un error tan afianzado como elemental. Me pareció precioso el relato y necesaria la corrección del dislate, al menos en mi sencilla memoria personal donostiarra. Para documentar mejor lo que ella, de manera más coloquial, me contó, hoy he mirado aquí y allá, y paso a reproducir un artículo que en 2006 firmó Mikel G. Gurpegui, abordando este asunto. Siendo Donostia una ciudad que se complace tanto mirándose al espejo, deléitese al menos y también, en conocer bien su historia. (Mi locuaz contertulia me contó alguna cosa más en torno a la ladera por la que discurre la vía del funicular que lleva el parque de atracciones de Igeldo. Otro día). 

 

1876. El inexistente loro del pico de Loretopea

La traducción de Loretopea (espacio bajo la Virgen de Loreto) por Pico del Loro supone una de esas absurdas confusiones donostiarras.
 

 
Es una de esas clásicas confusiones donostiarras, como el error común y ya aceptado de llamar tamarindos a los tamarices. Denominamos Pico del Loro, cuando no Pico de Loro e incluso Pico del Oro, al pequeño peñón de Loretopea, cuando aquí nunca ha habido ningún loro, ni menos oro, sino una olvidada ermita dedicada a la Virgen de Loreto, que quedó en ruinas en 1876.Imanol Olaizola pone los puntos sobre las íes de una larga confusión, en un artículo que publica en el último número del Boletín de Estudios Históricos sobre San Sebastián. «En lo que ahora son los jardines del Palacio de Miramar existió una antiquísima ermita dedicada a la Virgen de Loreto, de ahí que desde entonces la punta rocosa que separa las dos playas fuera conocida como Loretopea (al pie de Loreto). (…) Loretopea no tiene ningún parentesco nominal con ‘El Pico del Loro’ y este disparate es consecuencia de una sonrojante negligencia o quizá un desmedido afán de castellanizar el nombre original en una época en la que no se respetaban los valores culturales», afirma. Aunque cuesta situar el momento en que nació la errónea denominación en castellano ni seguir la pista del crecimiento del término Pico del Loro cual bola de nieve, Olaizola ya recoge que entre los gouaches con inolvidables paisajes de la ciudad que pintó en el siglo XIX Didier Petit de Meurville ya había, junto a imágenes de Ntra. Sra. de Loreto, una obra titulada Vista desde el Pico del Loro.Apunta el articulista la idea de que en las obras realizadas en la zona del actual túnel trabajarían como peones hombres de los caseríos del entorno, vascoparlantes que «cuando se referían a los terrenos del peñón dijeran: “Loretope’ko…” (de Loretopea…).

Quien esto oyera, incapaz de traducir correctamente la expresión popular, por su desconocimiento del euskera, asociara macarrónicamente con Loreto Pico y de ahí a las ya comentadas payasadas se fuera pasito a paso, convirtiendo un lugar de importante historia donostiarra en paraje de irrisión».

El tema, en fin, ha indignado a no pocos estudiosos donostiarras. Como a Juan Mari Peña, quien criticó el hecho de «confundir por pura negligencia o por crasa tontería el pico de la Virgen de Loreto (…) con el Pico del Loro o del Lorito de marras». «La ignorancia en sí no es tan punible y lamentable como la pretensión del arquitrabe cuando no se sabe, de hablar del loro, en este caso, como lo haría un loro auténtico, por puro mimetismo».

————————————–

Sucedido positivo del día: 2 octubre 2015 – Te seré sincero, yo siempre he pensado que…

SinceridadNo todo es ruido en las redes sociales. En ocasiones gente sensata e interesante escribe reflexiones interesantes y sensatas, esté uno más o menos de acuerdo con ellas. La red social te puede facilitar, además, acceder a interesantes personas que es muy sensato poder al menos saludar si hay motivo para ello. Solo conozco a Karmele Jaio por lo que se le conoce, por su talento y carrera como escritora, no personalmente, al menos que yo recuerde.  Hoy ha publicado unas reflexiones sobre la sinceridad y la coherencia que de puro sencillas y aparentemente evidentes me han parecido sabias, lúcidas y a revisar y no olvidar. Le he pedido poder aportar su escrito a estos sucedidos y me ha respondido con rapidez y extrema amabilidad. Así que me permito el lujo hoy de guardarme aquí, en este cajón virtual donde almaceno para mí mismo momentos gratos que quisiera poder repasar alguna vez, un texto de Karmele Jaio titulado “Sinceridad”, con gratitud hacia ella e, insisto, con el beneplácito y autorización de la autora.  Mila esker, Karmele, zure ekarpenagatik. 

 

Sinceridad

Por Karmele Jaio

Siempre he pensado que la sinceridad está sobrevalorada. “Yo es que soy una persona muy sincera”, te dice la gente cuando quiere excusarse por algún comentario incómodo o insultante hacia alguien. Hay días en que dan ganas de llevar un cartel colgado del cuello: “¿Sinceridad? No, gracias”. Hace poco escuché en la calle a un hombre que le decía a otro: Pero si casi no te he reconocido, así sin pelo… y has engordado unos kilos, ¿no? Ser sincero no es sinónimo de ser mejor persona, ni da más puntos en ningún carnet ciudadano. Si lo que buscamos es la convivencia y el entendimiento entre las personas, es preciso domesticar la sinceridad con algunas lecciones de educación, de empatía, e incluso con dosis de piedad en algunos casos.

Ocurre algo parecido con la coherencia. Tanto sinceridad como coherencia son dos términos que no se entienden bien o se aplican a veces de manera incorrecta. Ser coherente no es pensar siempre lo mismo. Supongo que los seres humanos tenemos derecho a evolucionar y a pensar de manera diferente en cada etapa de nuestra vida. La coherencia no es inmovilismo, ni aferrarse con cadenas al “de esta agua no beberé”. Las personas estamos construidas de incoherencias, de contradicciones, nuestro camino en la vida es irregular y como suele comentar Ruper Ordorika en sus conciertos, es difícil trazar una línea recta sobre un fondo irregular. No somos máquinas fotocopiadoras, estamos hechas ante todo de contradicciones, y aceptarlas supone una gran liberación.

Realmente, no quiero que las personas que me rodean sean absoluta y estrictamente sinceras conmigo, ni les exijo que sean coherentes en el sentido más literal de la palabra. Más que ser sinceras conmigo, les pediría que fuesen sinceras consigo mismas y que aceptaran sus propias contradicciones. Así será también más fácil que acepten las mías.

—————————————————————–

Sucedido positivo del día: 1 octubre 2015 – El momento

Sucedido positivo del día: 1 octubre 2015 – El momento

Y a veces el momento del día es solo música; ni más ni menos que música. En concreto aquella que viene y se va. Como la vida misma. Por eso la he grabado hace un momento y queda ahí ese momento. 

————————————————–

Sucedido positivo del día: 30 septiembre 2015 – Todos los caminos llevan aroma

OLIENDOEl trayecto en bicicleta genera una geografía olfativa rica y diversa. Si el viaje comienza de buena mañana la pituitaria recibe en seguida, al paso por angostas calles, café y bollería. Giras la esquina y puede haber aroma a salitre en el aire si es puerto de mar. Un poco más allá, cuando tu “bidegorri” (carril bici) luce un semáforo en rojo a causa de una intersección con una carretera principal, puedes verte invadido por aromas de combustión, pareciera que te entrase el gasoil directamente por las fosas nasales.

Suerte que pronto llega la zona “semi-arbolada” y que, inesperadamente, caen unas tímidas gotas de lluvia, pocas y pequeñas, pero las suficientes para que emane del humus el característico olor a tierra mojada que ha inspirado no pocos poemas, canciones y nostálgicos relatos. Bajada rápida durante unos metros paralelo y pegadito a una vía de tren y llega el acero, ese ocre olor ferroso.

Tras unos y otros vericuetos, la entrada a un colegio te obsequia, al verte obligado a pasar entre la turba de infantes que acceden, con la colonia a granel que las madres han derramado, en dosis generosa donde las haya, sobre la cabeza de sus pequeños, y que te entra muy hondo y te llena de evocaciones y picor en la garganta a partes iguales. Dos curvas más allá e, imponente, el mar, está bravo y genera un húmedo halo que invade la costa y la riega con agua pulverizada a modo de sopa de pescado distribuida con aspersor. Una gran línea recta y al final un rezagado camión de la basura que realiza su labor regalando pragmatismo sin poesía, gestión necesaria sin lirismo alguno, hedores como Herodes, es decir, que matan y, estos en concreto, sin importarles la edad de las víctimas.

Tres calles más allá se estrecha el carril entre taberna e iglesia y te asalta la duda de si el botafumeiro ha sido cargado con pinchos de tortilla o si el agua bendita es de Rioja, habida cuenta de la mixtura olorosa y oliente que te regala esa curva. Cuando casi a punto de llegar bordeas la puerta de salida de la piscina, te llega el cloro que vomita la puerta entreabierta y el agradable gel con aloe vera que exuda la piel del bañista que gana la calle en ese momento.

Cuando recuperé mi pasión por la bicicleta para moverme por la ciudad, hace ahora año y medio, sabía que iba a disfrutar de muchas sensaciones, pero estas, ni me las olía.

———————————————————————————

Sucedido positivo del día: 29 septiembre 2015 – Escrito y proscrito

Phil-Woods-Live-From-The-Sho-496232Siguen despidiéndose músicos de los cuales tienes vinilos en la estantería. Cuando se van marchando los de los vinilos se están yendo tus maestros, los que lo fueron a falta de profesor que llevarte al aula porque eso del jazz estaba proscrito. Hemos de tener cuidado porque ahora se corre el riesgo de pasar de lo penoso de ser proscrito a lo acartonado de ser escrito. Que lo académico no nos apague la llama que realmente calienta, la música sonando, más allá de esa fotografía parcial e inexacta que llamamos partitura.

Phil Woods, cuya llama y aliento vital se han apagado esta mañana, deja dos legados, ambos legados: muchísima música tocada y sonada, y tremendo trabajo pedagógico y amor por la enseñanza. Tengo estos dos vinilos avecinados en la estantería del alma, además de en la de madera. No les deben de quedar ni surcos a causa de la infinidad de veces que los escuché, ávido de comprender y extenuado de tanto disfrutar. Vuela alto, Phil; gracias por tocar enseñándonos y por enseñarnos tocando.PHIL WOODS 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

—————————————————-

Sucedido positivo del día: 28 septiembre 2015 – Independencia caminando sola

caminandoQuienes utilizamos un blog como este contamos, entre las herramientas que el entorno en el que editas y publicas los textos te ofrece, con un pequeño chivato que te facilita algunos datos de interés como el número de visitas que recibe y otros datos estadísticos. Entre las informaciones que puedes obtener hay una que en el día de hoy me ha hecho sonreír pues, en medio de la marabunta de números y gráficos a los que muy de cuando en vez presto atención, me ha regalado un halo poético inesperado en un lugar así. Mi gestor de blog me comunica que alguna persona ha realizado una búsqueda, utilizando el motor que a tal efecto suelen tener este tipo de páginas, tecleando lo siguiente: “imagen de un hombre caminando solo“.

Me ha dado por pensar en el señor Antonio, un personaje de ficción creado por el periodista Jordi Evole en un artículo publicado en vísperas de las elecciones celebradas ayer en Cataluña (reproduzco el artículo bajo estas líneas) y en las que tanto había en juego respecto a las aspiraciones independentistas de quienes las tienen y las del resto, tengan las que tengan y por variadas, matizadas y diversas que estas sean. Tras el inmenso ruido generado ayer tras esa cita electoral, tras ver y escuchar a tantos miles de personas felices y contentas celebrando su sentido de pertenencia a un grupo (fuese un grupo o fuese otro, que ayer había, como en todas las noches electorales, grupos varios y casi todos con la sensación de haber ganado), encontrarme hoy con la apelación a una persona sola, la individualidad, el hecho de volver a caminar, un lunes, a gestionar tu día (y mañana ya gestionaré el de mañana) me ha parecido una casualidad con vuelo poético y social.

Qué difícil decidir con quién o quiénes quieres sentirte grupo para, al mismo tiempo, lograr sentirte bien cuando eres, tantas veces al día y tantos días de la vida, un sencillo hombre caminando solo. /I.S. 

El disputado voto del señor Antonio

Por Jordi Evole.

Al señor Antonio estos días le están llamando de todo: voto oculto, voto invisible, voto dormido, mayoría silenciosa… Y eso a él le divierte. Poco se podía imaginar lo disputado que estaría su voto cuando llegó a Cornellà a finales de los 60, cuando compartía habitación con dos primos del pueblo. Y el piso con 10 familiares más.

Luego ya encontró curro en una multinacional italiana de neumáticos. Le dijo a su mujer que se viniese. Compraron un piso en la Ciudad Satélite, hoy conocida como barrio de Sant Ildefons. Y allí siguen. El piso es pequeño, un 7º 2ª de la avenida de Salvador Allende, pero muy luminoso. Bueno, mucho tampoco. A partir de las cinco de la tarde entra un poco de sol en la habitación de matrimonio.

Al señor Antonio le divierte ver las incógnitas que despierta un voto como el suyo, él, que nunca despertó el interés de nadie y ahora escucha a tertulianos preguntándose: ¿se despertará ese voto dormido?, y si lo hace, ¿hacia dónde irá ese voto? Como si el voto del inmigrante fuese una masa uniforme.

El señor Antonio nunca ha tenido un gran compromiso político. En los 70 algo se implicó en la lucha vecinal. En los 80 se ilusionó y se desilusionó con el PSOE. Vio como compañeros de la asociación de vecinos entraban en el ayuntamiento con un carguito. Vio como España crecía a base de pelotazos. Pero él no pegó ninguno. Y siguió en Cornellà, bajando los veranos al pueblo. Y ahora ya ni eso, porque solo le queda una tía lejana. Pero tampoco se queja. Nunca ha aspirado a grandes lujos para ser feliz: su pisito pagado, su Renault Megane en su plaza de párking y una prejubilación caída del cielo porque la empresa acabó cerrando.

Y ahora, de golpe y porrazo, por primera vez en su vida se siente importante, porque su voto puede ser decisivo. Y le da la risa. Él, que nunca ha votado en unas autonómicas catalanas. Porque nunca las sintió suyas. Pero se ve que estas son diferentes. Y no es que él esté muy pegado a la actualidad del procés. No pone TV-3 desde la final de Berlín para ver a su Barça, ni sabría sintonizar RAC-1, ni siquiera lee este periódico a menos que esté libre en el bar cuando va a hacer el cortado. Es ajeno a las barbaridades de Twitter, aunque cualquier día de estos el señor Antonio se convierte entrending topic con el hashtag #VotoOculto.

Los de arriba y los de abajo

Le ha dicho a su hijo que este domingo igual va a votar. Su hijo le intentaría convencer de que votase como él. Pero sabe que su padreeso de la independencia no lo ve claro. El señor Antonio flipa con las barbaridades que se dicen de Catalunya fuera de España, y las que se dicen de España en Catalunya. Pero esa no es su pelea.

A él le motiva más lo de la lucha entre los de arriba y los de abajo,la lucha de clases de toda la vida, eso que para algunos es algo antiguo, pero para el señor Antonio no. Su hijo le ha tenido que hacer un croquis para que no se equivoque de papeleta ahora que a muchos les ha dado por no poner las siglas en el nombre de la candidatura. Y el señor Antonio piensa: «Joder, con lo fácil que era votar al PSUC».

Como buen prejubilado, ahora tiene tiempo para ir a hacer la compra de la casa. Vuelve con el carro lleno del Mercadona. Se para en la portería, abre el buzón y recoge tres sobres de propaganda electoral. Ni los abrirá. Y empieza a subir escaleras, hasta el séptimo, que hoy el ascensor no funciona. Pero las sube orgulloso, sintiéndose protagonista, intentando saborear la semana de gloria que le queda. La semana fantástica del voto oculto. Se pone digno y se dice a sí mismo: «Ya verás como nos despertemos». Y en el rellano del entresuelo le entra la risa nerviosa del que empieza a creérselo.

———————————————————————————————–

 

Sucedido positivo del día: 27 septiembre 2015 – Frondoso de Pablo

LUIS DE PABLOHe descubierto y disfrutado de un delicioso reportaje. Merece la pena dedicar 37 minutos de la vida para escuchar las palabras de Luis de Pablo y el cello de Asier Polo. Hablan de música, de emociones y de vida. Dos maestros que se disfrutan mutuamente y que regalan en este interesante trabajo audiovisual la posibilidad de colarnos en su ensayo y en sus reflexiones. Rezuman pasión por lo que hacen y un espíritu de trabajo y esfuerzo envidiables, y quizá, al final, eso sea lo más importante.

————————————————————

Sucedido positivo del día: 26 septiembre 2015 – Cuando se apaga la luz (o los móviles no graban)

photocall-trussEl gran Ramón Barea (actor, en particular, y hombre de teatro, en general) escribía hoy un divertido y sugerente texto en una red social bajo el título de “El clavadista anónimo”. La cosa va de una marca comercial, vinculada a una popular bebida energética, que patrocina una exhibición o competición de saltos acuáticos desde una plataforma situada a 72 metros de altura sobre la ría de Bilbao. Me permito reproducir aquí el texto de Ramón (fina y sabia ironía):

Un vecino de Deusto, después de ingerir varias latas de una bebida energética, ¨sintió un deseo irrefenable¨ de tirarse desde el puente de LA SALVE, lo que hizo sobre las 2 de la madrugada, con su teléfono movil grabó su espectacular salto, pero cayó al agua y se ha perdido la grabación. Los expertos afirman que el salto estaría dentro de los primeros puestos de esta especialidad. El clavadista al salir comentó: ¨no se por qué lo hice, quizá tomé demasiada bebida energética, o quizá por curiosidad, no lo se.¨ El espontáneo fue conducido a las dependencias municipales, porque está prohibido tirarse sin esponsorización reconocida“.

En otro orden de cosas: esta misma noche se clausuraba el Festival Internacional de Cine de San Sebastián y la ciudad, durante todo el día, se veía invadida por lujosos coches de alta gama que con el logotipo del evento repartían invitados al festival por estaciones y aeropuertos (se acercaba el final del glamour y se iba devolviendo al personal a sus rutinas de origen). El Zinemaldia ha entregado sus premios y la fiesta de clausura (la conocí muy de cerca durante años, puse música en directo a muchos canapés y gintonics) no cesará hasta el amanecer.

Uno de los elementos más característicos de estos saraos, y de relativa reciente creación, es el “photocall”: el famoso oficial u eventual (muchos hemos posado alguna vez ante uno de ellos) se coloca ante un mosaico de logos de firmas comerciales y se deja fotografiar para la posteridad y la convencionalidad (ante un panel de ese tipo suelo confundir, la verdad, si estoy viendo a un gran actor, a un torero mediocre, a un lerdo líder de la prensa del corazón o a un despistado como yo que roza ambientes mediáticos muy de cuando en vez y por azares azarosos sin mayor relevancia). 

Piensa uno que con lo que cuesta lanzarse desde 72 metros sobre una lámina de agua o dedicar tu vida a hacer cine y no morir en el intento, sería importante que, más allá del envoltorio de usar y tirar en el que se nos sirven tamañas proezas, distinguiéramos el trigo y la paja. Los atletas y artistas, verdaderos atletas y artistas al mismo tiempo muchos de ellos, se mueven por la ciudad que es su vida sin Audi que llevarse a las piernas y sin 50.000 personas grabando su salto mortal.

Esos mismos  que fueron pagados hoy con ovación, cegadora luz de focos y alfombra roja (y el resto, quizá hoy a esa misma hora enviando curriculums por mail buscando un torneo o un papel de reparto) celebrarán la luna llena que se nos viene el lunes, por cierto,  rogando que podamos salir pronto del cuarto menguante que se ha instalado. 

——————————————————————————

Sucedido positivo del día: 25 septiembre 2015 – Cinco preguntas sin fronteras

5WSiempre hay alguien que te comenta algo sobre lo que interesarte. Hoy me han dado noticia de esta revista digital, “5W”. 

Ellos mismos se explican así en su página: 

¿Qué es 5W?

Who? What? When? Where? Why? Las 5W son las preguntas que permiten descubrir el mundo. ¿Caben las respuestas en un tuit? A veces no. La Revista 5W es una publicación de crónicas de larga distancia, centradas en el ámbito internacional y con una apuesta radical por la narración y la imagen. La edita el Colectivo 5W, fundado por Xavier Aldekoa, Mikel Ayestaran, Igor G. Barbero, Maribel Izcue, Agus Morales, Pablo R. Suanzes, Anna Surinyach y Quim Zudaire, con la colaboración de una red de periodistas y fotógrafos desplegados en varios puntos de África, América, Asia, Europa y Oriente Medio. La publicación no solo está dirigida a los enamorados de la actualidad internacional, sino también al público curioso dispuesto a zambullirse en la historia de una familia que ha sobrevivido al ébola o de un joven afgano reclutado para la guerra. El flujo informativo no será comparable al de un medio generalista pero tenemos una cosa clara: cuando se hagan colaboraciones, se pagarán como corresponde“.

He sobrevolado un poco el lugar y el aspecto, en fondo y forma, parece tremendamente atractivo. A tener en cuenta, y para que no se me olvide que quiero recordarlo, aquí queda.  Clic aquí para ir a la revista 5W

————————————————————

Sucedido positivo del día: 24 septiembre 2015 – Gallina, piscina, y arte para no matarte

LUIS GORDILLO PINTORLa radio, otra vez la radio, su calidad y calidez. Un simple trayecto de quince minutos da para pillar al vuelo una entrevista al pintor sevillano Luis Gordillo dentro del programa “El ojo crítico” de Radio Nacional de España. Sus reflexiones me estaban llamando tanto la atención que he parado a anotar algunas de ellas:

Cuido a los cuadros, en mi estudio, como si fuesen gallinas que habitan allí“. 

La piscina es un símbolo de poder social y algunas aparecen en mis obras, sí. Cuando yo era pequeño en mi ciudad solo había una piscina, de carácter deportivo, donde entrenaban nadadores de competición. Yo me bañaba con mis amigos en el Guadalquivir, que entonces estaba cubierto por una capa de petróleo pues al puerto llegaban buques cargados de esa sustancia. Ahora, sin embargo, donde vivo cada casa tiene su piscina….“. 

Saco fotografías a todo lo que ocurre en el estudio, un papel que cae al suelo, por ejemplo. Luego esas imágenes van al ordenador y ahí las trato, juego con el color, con las texturas. Así planifico lo que será luego el cuadro. Tiempo, la cuestión es el tiempo, alguna vez me surge una obra espontánea y sin planificación, pero normalmente invierto mucho tiempo en una obra“. 

Mi estudio es como un útero donde aparecen cosas, seres vivientes que yo cuido, limpio, alimento, y de esa manera se crea una especie de jardín biológico. No tengo la sensación nunca de comenzar una obra de arte, todo es un continuo“.

Un cuadro es una prolongación de mí, el cuadro es el espacio donde yo me hago elástico, me expando“. 

El entrevistador pregunta:

- “¿Un cuadro puede iluminar zonas oscuras de la mente?“. 

Luis Gordillo ríe y responde:

-“ Tú insistes….Yo me he psicoanalizado varias veces. No me cuesta trabajo, me gusta hablar de mí mismo. No entiendo a quienes dicen que en el psicólogo, por ejemplo, no saben qué contar. Yo puedo contar muchas cosas. Mis síntomas son la fuente de mi obra, al crear gasto una energía que podría haber sido negativa y podría haberme llevado a tirarme de un puente, crear es una manera de poder vivir“. 

El cuadro, en su proceso de creación, a veces se para. Por eso suelo estar metido en varios a la vez“.

Al espectador hay que exigirle, cualquiera no puede ver un cuadro, que le guste y entenderlo. Claro, puedes ponerte delante de un cuadro de Velázquez y que te guste, sin más, pero ver un cuadro sin entenderlo es como ver una serie de televisión a la que no prestases mucha atención….“. 

¿El mercado y el arte? Felipe II analizó a varios pintores para que aportaran obras para El Escorial. Concluyó que El Greco no le gustaba y sin embargo contrató a malos pintores que llenaron el monasterio de muy mala pintura. Eso es un ejemplo de cómo funciona el mercado“. 

——————————————-

Página: 3 de 38 1 2 3 4 5 ... 38